¿Qué pasa si una casa está hipotecada?

Irene Montes
2 minutos
¿Qué pasa si una casa está hipotecada?

El primer paso, en palabras de Antonio Ripoll, notario de Alicante, es acudir a la notaría de referencia, donde se puede tramitar el certificado de últimas voluntades, tras haber presentado el certificado de defunción. Sea como fuere, una vez comprobados los bienes y las deudas a heredar, y antes de tomar cualquier decisión, López, del bufete Maher, aconseja comprobar si existe un seguro de vida vinculado a la hipoteca y las condiciones financieras que el fallecido tenía firmadas. Si se prevén problemas para pagar la hipoteca, es mejor hablar con un asesor en lugar de esperar a que la situación empeore. Obtenga un asesoramiento fiable sobre ejecuciones hipotecarias en el sitio web Making Home Affordable (MHA) o busque un asesor de vivienda certificado en su zona.

Si tiene un préstamo de la Administración Federal de la Vivienda (FHA), póngase en contacto con el Centro Nacional de Servicios de la FHA llamando al 1-877-622-8525 (pulse 2 para el español). Aunque no hay datos sobre las razones para rechazar una herencia, existe un consenso entre los expertos de que la causa de una parte importante de las retiradas se debe a la deuda de las viviendas que forman parte de los legados. Sin embargo, al no ser obligatorio, el seguro puede no existir, por lo que los herederos que acepten la herencia tendrán que asumir la hipoteca en las mismas condiciones que suscribió el fallecido y pagar la cuota mensual de la casa que recibirán. Los préstamos hipotecarios se utilizan para comprar una vivienda o para pedir dinero prestado contra el valor de una vivienda que ya se posee.

Si la estafa tiene que ver con una quiebra, póngase en contacto con la Oficina Ejecutiva del Fideicomisario Federal de su localidad. Los consumidores que deseen hablar con un representante de una agencia autorizada no tienen que esperar a estar en el proceso de ejecución hipotecaria. Los costes como el seguro del propietario, los impuestos sobre la propiedad y el seguro hipotecario privado suelen añadirse al pago mensual de la hipoteca, así que asegúrese de incluir estos costes al calcular cuánto puede pagar. Al comprar una propiedad hipotecada, las personas pueden ahorrar entre 30 y 50 veces el valor de la vivienda, pero al mismo tiempo adquirirán un saco de gastos, problemas y preocupaciones que podrían desfalcarlas, advierten los abogados.

Quien accede a la compra de una casa o piso hipotecado adquiere la obligación de liquidarlo y el derecho a conservarlo, pero no a vivir en él inmediatamente. Pero si esto no ocurre, los bancos -que hicieron el préstamo hipotecario- iniciarán un juicio para recuperar el inmueble y venderlo en subasta. Una hipoteca es un acuerdo entre tú y el prestamista que le da derecho a quedarse con tu propiedad si no devuelves el dinero que te han prestado, más los intereses. Los costes mínimos del juicio (en el que se decide el desahucio de la vivienda) serían de 10 a 15 veces el valor del inmueble, advierte Ulises Beltrán Cruz, abogado del bufete Bou, que ha resuelto favorablemente 98 de sus casos.