¿Qué es y cómo funciona una hipoteca?

Mireia Ortiz
2 minutos
¿Qué es y cómo funciona una hipoteca?

Otra decisión que tienes que tomar, y para la que es importante saber cómo funciona una hipoteca, es cómo vas a devolver el préstamo. Dicho de forma más sencilla, se trata de un préstamo hipotecario en el que la casa es la garantía, lo que significa que el banco puede quedarse con la casa para pagar la deuda si usted no cumple con los pagos del préstamo. Veamos paso a paso los elementos que componen la hipoteca y lo que debes tener en cuenta a la hora de pedir un préstamo hipotecario. Si se retrasa en el pago de su hipoteca, o si no puede hacer frente a los pagos, puede llamar al CFPB al (85 411-CFPB (237) para ponerse en contacto con un asesor de vivienda aprobado por el HUD.

Si alguien pregunta qué es una hipoteca, podemos responder, en pocas palabras, que es una garantía de pago. Si llega el momento de comprar un piso y no tenemos suficiente dinero, vamos al banco y pedimos información sobre hipotecas. Como ves, una hipoteca es mucho más que un tipo de interés, debes tener en cuenta el resto de elementos para saber cuál es el producto que mejor se adapta a tus necesidades. Si tienes un problema con tu hipoteca, puedes presentar una queja ante el CFPB por Internet o llamando al (85 411-CFPB (237.Así, la TAE es el mejor indicador del coste real de la hipoteca, por lo tanto, es el dato en el que debes fijarte para comparar diferentes préstamos hipotecarios.

Por otro lado, al solicitar la hipoteca también hay que pagar la tasación de la vivienda, que es obligatoria para conocer el valor de la misma. La hipoteca a tipo fijo es un préstamo hipotecario en el que se paga la misma cuota durante toda la vida del préstamo. Aunque es cierto que el término puede utilizarse para referirse a un préstamo hipotecario, no es el significado exacto. En cambio, en un préstamo hipotecario, la hipoteca es la casa que se deja como garantía de devolución del dinero que se utilizará para pagar otros bienes o servicios.

El resto de los gastos de la hipoteca (notaría, registro, gestoría y timbre) corresponden al banco. Por tanto, hay que tener en cuenta el 20% restante más los gastos adicionales de la compra de la vivienda (notaría, gestoría, impuestos) y la hipoteca. En primer lugar, debes recordar que los bancos, a la hora de conceder una hipoteca, normalmente sólo financian un máximo del 80% del valor de tasación de la vivienda.