Hipotecar una vivienda hace referencia a un préstamo en el que se deja como garantía el título de una propiedad a cambio de la acción financiera ejecutada. En el acuerdo queda establecido que si no se cumple con el empréstito y se salda la deuda con los intereses, el prestamista puede tomar posesión de la residencia.

La propiedad hipotecada puede ser una casa, un apartamento, un condominio o cualquier otro tipo de inmueble. 

Este tipo de préstamo se utiliza con frecuencia para adquirir otro inmueble, debido a que usualmente se realiza por montos muy por encima de las finanzas corrientes de una persona.  

Consigue la mejor hipoteca posible en solo 3 días y gratis

Puedes hacer tu solicitud ya y empiezas a recibir ofertas de todos los bancos, sin compromiso. Ir de banco en banco ya no será necesario. Además no tienes que darles las gracias por lo que es un servicio que ofrecen en su negocio.

Lo que hay que saber

Las hipotecas suelen saldarse en períodos de tiempo largos y en promedio pueden durar entre 15 y 30 años. Hay préstamos que pueden cerrar en plazos más cortos, esto dependerá de las cuotas con las que se cumpla el acuerdo.

El tipo de interés de una hipoteca suele ser fijo, lo que significa que no cambiará a lo largo de la vida del préstamo. Sin embargo, algunas hipotecas tienen tipos de interés variables, lo que significa que el tipo de interés puede cambiar con el tiempo.

Cómo reunir los requisitos para una hipoteca

Para poder optar a una hipoteca, debes tener una buena puntuación de crédito y unos ingresos estables. Los prestamistas también tendrán en cuenta su relación deuda-ingresos, que es la cantidad de sus ingresos mensuales que se destina al pago de las deudas. 

Una relación deuda-ingresos más alta hace más difícil la obtención de una hipoteca porque indica que puede tener dificultades para hacer los pagos mensuales de dicho acuerdo financiero.

En este vídeo aclaran cualquier duda que puedas tener sobre préstamos hipotecarios

Tipos de hipotecas

Hay varios tipos de hipotecas disponibles, y el tipo de hipoteca que elija afectará a su tipo de interés y a sus pagos mensuales. 

Las hipotecas de tipo fijo tienen un tipo de interés que se mantiene igual durante todo el plazo del préstamo, mientras que las hipotecas de tipo variable tienen un tipo de interés que puede cambiar con el tiempo. También hay hipotecas aseguradas por el gobierno, como los préstamos FHA que tienen requisitos especiales de elegibilidad.

Hipotecas 101: Comparador de Hipotecas y todo lo que necesitas saber.

Encuentra la mejor hipoteca según tus necesidades, y que no te la cuelen. Una guía pormenorizada en la que hacemos un repaso a todo lo que hay que tener en cuenta.

Cosas que debes tomar en cuenta

(Fuente: Pixabay)

Si quieres hipotecar tu vivienda para adquirir los beneficios de un préstamo de esta índole, ya sea para uso personal o con fines de inversión, a continuación te damos los siguientes consejos para que puedas sacarle el máximo provecho a este acuerdo:

  1. En caso de ser un préstamo con fines hipotecarios, se recomienda poseer ahorrado al menos el 20% del precio de la vivienda que quieres comprar.
  2. Tener una situación económica y laboral estable.
  3. Debes comparar los tipos de interés, las comisiones y las condiciones antes de decidir qué hipoteca es la más adecuada para usted. 

Referencias

Inspiración para emprendedores inmobiliarios.

Regularmente en tu bandeja de entrada, la inspiración que necesitas para realizar tus inversiones en pisos y activos inmobiliarios.