Una de las principales inversiones en el sector inmobiliario son los alquileres. Esta práctica es muy antigua, sin embargo, es una de las actividades que más atrae a quienes desean generar ganancias del mundo de los bienes raíces.

Los beneficios de alquilar un apartamento, casa o piso son variados, pero la principal ventaja de este negocio es que es una fuente de ingresos sostenible y se puede desarrollar en paralelo a cualquiera que sea tu campo profesional.

En España, como en todas las partes del mundo, este rubro está regularizado por diferentes normativas. A continuación te muestro un recuento de todo lo que tienes que considerar a la hora de poner una vivienda en alquiler.

Consigue la mejor hipoteca posible en solo 3 días y gratis

Puedes hacer tu solicitud ya y empiezas a recibir ofertas de todos los bancos, sin compromiso. Ir de banco en banco ya no será necesario. Además no tienes que darles las gracias por lo que es un servicio que ofrecen en su negocio.

Pasos para alquilar una propiedad

En primer lugar, hay que conocer que para alquilar un espacio en España se requiere tener la  permisología adecuada. La mayoría de estos requisitos están establecidos en la Ley de Arrendamientos Municipales, que indica oficialmente las condiciones y plazos que se necesitan para alquilar una vivienda.

Tomando esto en cuenta, ¿Cuáles documentos se necesitan?

  • Cédula de Habitabilidad: es un documento que certifica que la propiedad es apta para habitación humana. Estos parámetros se expresan en el Real Decreto 141/2012 y debe ser solicitado por el titular de la Comunidad Autónoma. En el caso de Madrid, en la Dirección General de Rehabilitación de Viviendas.
  • Certificado de Eficiencia Energética: para rentar una propiedad se necesita este expedito para evaluar la eficiencia eléctrica del inmueble. El procesamiento requiere que un profesional cualificado se desplace a su domicilio.Cuando se obtiene la etiqueta energética del inmueble, el resultado puede variar de A a G, siendo esta última la calificación menos eficiente.
  • Alta de suministros: este requisito no es obligatorio, pero sí es necesario, ya que con este procedimiento se puede cambiar de titular en algunos servicios (agua, luz, etc) para asegurar que el cobro de los mismos se realizará directamente al inquilino.

Con esos permisos se procede al contrato de alquiler, cuando se tenga cliente. Esto incluye todos los términos de arrendamiento acordados entre ambas partes.

Gestión integral de alquiler de viviendas, y como vivir de rentas.

Estudia la rentabilidad y alquila seguro con los consejos que te damos en Inmopedia. Realiza un análisis de solvencia y alquila tu vivienda al mejor inquilino. Mejor precio para tu piso y con las máximas garantías.

¿Cómo manejo mi alquiler?

Un buen arrendador debe estar al pendiente de las necesidades de los inquilinos (Fuente: Pexels)

La gestión integral del alquiler se refiere a todas las dinámicas que se realicen entre arrendadores y arrendatarios para el manejo de una propiedad. Además, en este proceso se incluyen todos los procedimientos obligatorios de administración a nivel estatal o municipal.

Una de las principales preocupaciones del propietario es asegurarse del cobro de la renta. La mejor manera para ejecutar esta tarea es nombrar un administrador para que se encargue de cobrarle a los inquilinos en los plazos establecidos.

También se necesita a alguien que esté pendiente de las necesidades del inquilino; esta persona debe encargarse de resolver problemas averías y cualquier reparación estructural que requiera la propiedad.

Usualmente esto lo hace el propietario o el administrador designado, pero también tienes la alternativa de contratar a un agente externo para que se encargue de realizar este servicio.

Referencias:

Inspiración para emprendedores inmobiliarios.

Regularmente en tu bandeja de entrada, la inspiración que necesitas para realizar tus inversiones en pisos y activos inmobiliarios.