¿Cómo funciona una hipoteca de un terreno?

Hugo Vázquez
2 minutos
¿Cómo funciona una hipoteca de un terreno?

Sin embargo, pueden cobrar una tarifa razonable por otros servicios como la educación general sobre la vivienda y el asesoramiento previo y posterior a la compra, entre otros. Se diferencian de las hipotecas sobre lote, aunque en este caso la hipoteca se contrata automáticamente sobre el lote. Los préstamos hipotecarios sobre el lote pueden ser una excelente alternativa para obtener el dinero que necesita para realizar una inversión que le genere rentabilidad porque, si bien es cierto que puede utilizar el dinero como quiera, al constituir una hipoteca lo más sensato es proteger su propiedad evitando que caiga en mora para no perderla. Si te aprueban la solicitud de un préstamo hipotecario para comprar un terreno, sólo queda firmar el contrato en el que se establecen las obligaciones de pago, el importe que obtendrás y las condiciones de crédito que te ha ofrecido la entidad bancaria.

No debes confundir un préstamo hipotecario para comprar un terreno con un préstamo para la construcción de una vivienda, ya que el primero sólo está destinado al pago del terreno y no a la compra de materiales de construcción o al desarrollo de los planos del futuro inmueble. Su gestor hipotecario le explicará estas opciones al final del periodo de carencia. A diferencia de la compra de una vivienda terminada, la inversión en un terreno de construcción le da la oportunidad de planificar cuidadosamente cada pieza o elemento del diseño de la vivienda que siempre ha soñado. Su elegibilidad para comprar una casa del HUD depende de su calificación crediticia, su capacidad para obtener una hipoteca y la cantidad de dinero que tenga para el pago inicial.

Estos son los diferentes esquemas que tienen algunos bancos en México para otorgar créditos hipotecarios para la compra de terrenos. Una hipoteca es la constitución de una garantía con la que se asegura el pago de una deuda, mientras que un crédito hipotecario es la concesión de dinero que hace el banco o institución financiera a un cliente para adquirir un bien inmueble que en sí mismo constituirá la hipoteca o garantía de pago. Si prevé que tendrá problemas para pagar su hipoteca, es mejor que hable con un asesor en lugar de esperar a que la situación empeore. El proceso de solicitud de este tipo de préstamo es bastante similar al de una hipoteca sobre la vivienda.

Los expertos pueden ayudarle a considerar las posibles soluciones y alternativas para gestionar su hipoteca, como el restablecimiento de la hipoteca, un plan de amortización, la indulgencia o la modificación del préstamo. Una hipoteca es un acuerdo entre usted y el prestamista que le da a éste el derecho a quedarse con su propiedad si no devuelve el dinero que le han prestado, más los intereses. Dicho esto, los préstamos hipotecarios sobre lotes son aquellos en los que la garantía no es un edificio, sino un lote o terreno propiedad del solicitante, que se convertirá en la garantía de pago de la deuda con el banco o prestamista.